Sobre Fanatismo, por Florbela Espanca…